Actividades

Publicado el mayo 16th, 2021 | por Huelva y sus fotografos

Magnífica jornada fotográfica en la ciudad amurallada de Niebla.

El sábado 15 de mayo a las 10.00 horas, un grupo de socios nos dábamos cita a las puertas de la milenaria ciudad condal de Niebla.

Su ciudad amurallada alberga un tesoro arquitectónico y cultural, desconocido por muchos viandantes.

Gracias a la generosidad del personal del Excmo. Ayuntamiento de la localidad y más concretamente a D. Manuel Pérez Bernal, quien nos enseñó y mostró su ciudad, con una pasión, que nos sumergió en los siglos de esplendor de la ciudad amurallada.

En dicha visita acudimos los siguientes socios, Sonia Herencia Anillo, Antonio Haldón García, Paco Gil, Cayetano Burgos Mazo, José Prieto Ramblado, Carmelo Vázquez García, Antonio Leña Guillen, Juan Mariano García Beltrán, Carmen Pascual Barea, Julián López Maestre y José Luis Arizmendi Llanes.

Nuestra visita comenzaba en la puerta del Socorro, una de los principales accesos a la ciudad, donde nos daban la bienvenida como muestra la imagen que ilustra este post. Tras la introducción por parte de D. Manuel Pérez Bernal, iniciábamos nuestro recorrido por el exterior de la muralla, que constan de 2 km. de perímetro, adaptados al terreno y tiene hasta cuarenta torreones, todos de planta rectangular, camino a la puerta del Buey, un camino con múltiples opciones fotográficas que recogían nuestros socios y de las que mostraremos el resultado para el disfrute de todos.

Al margen derecho de la muralla podíamos contemplar el paso del Rio Tinto, que baña la ciudad con su color anaranjado que embelesa a los más exquisitos fotógrafos.

Un rio que tendremos que visitar en otra ocasión a su paso por el Puente Romano y el Puente de Hierro recientemente restaurado y que no nos dio tiempo a visitar en el día de ayer.

Tras nuestro paso por la puerta del Buey y su magnífica explicación de este entorno, donde se albergó un museo a principios del XX por una súbdita británica Elena Whishaw, que quedó prendada por esta bella localidad, nuestros pasos nos llevaron a recorrer sus angostas calles, disfrutando de sus singulares casas, con la mirada puesta en el campanario de la Iglesia de Sta. Mª de la Granada, antigua mezquita musulmana de los siglos X-XI sobre la que se construyó el actual templo cristiano. Es una interesantísima muestra de edificio gótico mudéjar,  donde teníamos nuestra próxima parada.

Una más que emotiva e interesante visita que comenzaba en el patio de los naranjos, donde reposa una pila bautismal de origen visigodo. Tras una introducción del entorno y la iglesia pasábamos a su interior para deleitarnos con las imágenes que alberga esta antigua mezquita.

Salíamos de aquel majestuoso edificio para sumergirnos en otro no menos singular, el  antiguo Hospital de Nª Sª de los Ángeles, edificio del s. XVI, convertido hoy en Casa de Cultura, donde pudimos disfrutar de todas sus salas y las exposiciones que alberga a día de hoy. Un video de la ciudad nos ilustraba de todo cuanto bueno y bello tiene esta villa.

Continuábamos nuestro periplo por sus calles para dirigir nuestros pasos hacia la Capilla de S. Martín en la que se venera una talla del Señor de la Columna.

No terminaba ahí nuestro paseo, era un respiro para continuar hacia el castillo, paseando por el lateral de sus empedradas paredes que alberga tan majestuoso edificio y llegar a la puerta de Sevilla.

Recordamos que Niebla dispone de cinco puertas   principales, la de Sevilla, del Socorro, del Buey, del Embarcadero y del Agua.

Tras esa visita donde nos explicó su origen y sentido de orientación como todos las puertas orientadas a la Mezquita, nuestros pasos nos llevaron al Castillo, donde disfrutamos de su interior, visitando las nuevas zonas restauradas y las de siempre, visitando el patio de caballería, el de armas y todas sus dependencias.

Allí terminaba nuestro periplo por la ciudad amurallada de Niebla, desde estas líneas, quiero agradecer a D. Manuel Pérez Bernal su trato hacía nosotros y su exquisito afecto. Y a todos los socios que nos acompañaron, mil gracias por hacer que todo esto sea fácil, seguiremos avanzando y pido disculpas si algo no salió como esperaban. Nos vemos en la próxima quedada.  

Elena Whishaw, la inglesa de Niebla que era más que arqueóloga

Fue una mujer polifacética, brillante e inteligente. Quizás, su faceta más conocida es la arqueología, pero también destacó en campos tan diversos como la historia, la mitología, las leyendas, las artes populares e incluso la música, la ciencia empírica o la historia de la lengua.

Nació en Inglaterra en 1857 en plena época victoriana y formó parte de una élite social y cultural atraída por los relatos de los viajeros románticos que recorrían Andalucía y España en general.

Llegó a España a principios del siglo XX en busca del origen más antiguo de las poblaciones andaluzas. Tras vivir con su marido en Sevilla, Huelva y Riotinto, se afincó en la ciudad de Niebla (Huelva), donde permaneció hasta su muerte, acaecida en 1937.

Pero no solamente estudió estos orígenes con una visión de arqueóloga; lo que más le interesaba eran las costumbres de la gente del lugar, sus tradiciones, su manera de vivir. Los onubenses la vieron pasear, investigar, excavar… y por eso la llamaron «la simpática y excéntrica arqueóloga».

La amistad que mantuvo con integrantes de la nobleza, historiadores y personalidades académicas de la época facilitó su labor.

Ella y su marido, el famoso arqueólogo Bernard Whishaw, adquirieron en 1916 «la puerta del Buey», un recinto de estilo almohade-mudéjar situado en las murallas de Niebla y fundaron allí el Museo y la Escuela Anglo-Hispano-Americana de Arqueología.

Dos acontecimientos cruciales en su vida hicieron que Elena Whishaw fijara definitivamente su residencia en Niebla: el estallido de la I Guerra Mundial, que provocó una situación incómoda para las colonias extranjeras en Sevilla, y la muerte de su marido, un duro golpe para ella, que la obligó a adoptar esa decisión.

Dedicó gran parte de su vida a la búsqueda de evidencias sobre la existencia de una colonia atlante en Andalucía, y en 1928 publicó un libro titulado La Atlántida en Andalucía: un estudio de los antiguos Reinos del Sol de España.

El descubrimiento de un «templo del Sol» en Sevilla, a nueve metros de profundidad, le hizo plantearse la idea de que la antigua capital de Tartessos (primer Estado organizado en la Península Ibérica) podría haber estado allí (como la antigua Roma está enterrada bajo la Roma moderna), ya que consideraba que las obras hidráulicas del puerto interior de Niebla, a orillas del río Tinto, podían relacionarse con las construcciones hidráulicas mencionadas por Platón.

A finales de los años 30 escribió diversos artículos para la prensa española y británica donde expuso sus teorías y descubrimientos. Con esta documentación se pudo reconstruir una parte importante de la historia y vicisitudes de la arqueología occidental, andaluza y, particularmente, de Niebla.

Describió esa época como «La época de los excavadores y de los exploradores», la misma en que Schliemann excavó en Troya y en Micenas, Evans en Knossos, y Petrie en Egipto.

Elena Whishaw fue una adelantada a su tiempo, rompedora de esquemas, polifacética en sus actividades y referente cultural en el inicio de los estudios históricos, arqueológicos y de conservación del patrimonio de su época.

Bibliografía

Reportaje de Lucía Vallellano en El País Andalucía, sobre el libro Entre el enigma y la realidad, de Juan María Acosta, que repasa la trayectoria de la arqueóloga Elena Whishaw. Huelva, 23 de junio de 2003.

huelvaya.es (el periodico digital de Huelva). Artículo «Elena Whishaw en Niebla, 75 años después», de Juan María Acosta Ferrero. 22 de enero de 2013.

Historia y arqueologia en www.historiayarqueologia.com, «Atlantis en Andalucía» (teoría de la ubicación de la ciudad de Tartessos), por Elena Whishaw. Un artículo publicado por María Reyes Lora, 26 de octubre de 2014.

Blog de Oscar Fábrega (Oskarele). «La Atlántida. Parte 36. La Atlántida y Tartessos. La señora Whishaw».

Huelva Buenas Noticias (periódico digital). Reportaje de Mari Paz Díaz. 17 de marzo de 2013.



Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Arriba ↑