Socios

Publicado el enero 5th, 2015 | por Juana Martin

14 de 72

Volvemos con esta serie de artículos donde presentamos a dos de nuestros socios y grandes aficionados a la fotografía.

 

Juan Matías Brea Prieto

Siempre fue para mí una ilusión dormida, hasta la era digital, donde comencé el apasionante viaje que es esto de la fotografía. Veréis todo empezó con la adquisición por mi parte de mi primera cámara compacta digital, la HP Photosmart 735, hasta aquí todo normal, hasta que un día tuve la fortuna de hacer una foto algo especial, fue un puesta de sol con el muelle de carga de mineral como protagonista y unas nubes juguetonas que pasaban por allí de fondo. Sabía que la foto era bonita, le di un retoque “HDR” y señores lo vi claro, eso era lo que andaba buscando, ese tipo de fotografías que me encantan de hacer, rápidamente comprendí que necesitaba “otra cosa”, una cámara que me diera más calidad, y fue así con esta foto, donde empezó todo, después una cosa llevó a la otra…

…y un buen día de Julio de 2008 me planto en un gran centro comercial de la capital y me pillo una Nikon D40, no tenía ni idea de réflex así que no dude ni un segundo, la más barata. WOW como me alegré de adquirir aquella joya, enseguida conectamos, poco a poco fui descubriendo cómo funcionaba, primero en automático, si si en modo auto (no tenía ni idea de cómo funcionaba el cacharro), más tarde en manual del que ya no me muevo (99,8% en manual), fueron llegando objetivos, trípode, disparador, flashes, nuevos cuerpos de cámara, etc… (Más bien largo etc.).

Me encanta fotografiar atardeceres, y me apasionan las nubes, la fotografía cofrade también me atrae y los retratos (donde aún estoy en pañales) sea tal vez lo que más me guste (aunque hago pocos), me gusta el detalle, la esencia, lo natural, lo espontaneo y lo original.
Tengo miedo, en realidad no es miedo, porque veo que es algo muy improbable (al menos a día de hoy), de que llegue el día en que me aburra de disparar…
Ilusión por aprender, por crecer como fotógrafo, de enriquecerme (no de forma monetaria), de sumergirme más y más en esto de la fotografía, ilusión por encontrar nuevos canales de comunicación, de rizar el rizo, de surfear las olas (fotográficamente hablando)…en definitiva tengo la ilusión de seguir sintiéndome atrapado por la magia de la fotografía.

No tengo referentes, no he seguido ni sigo la obra de ningún fotógrafo en particular, soy un inculto en este campo, me gusta Chema Madoz, su forma de atraparme y hacerme preguntas al ver sus fotos, me fascina. También me gusta mucho el trabajo de Helmut Newton, y las fotos de Dorothea Lange son increíbles, en definitiva, tengo muchos grandes fotógrafos por descubrir, por fortuna para mí.

Espero seguir disfrutando, seguir creciendo, seguir emocionándome, continuar con la búsqueda de la foto perfecta, también me encantaría transmitir a las personas el amor tan grande que uno pude llegar a sentir por este arte. Lo que más me gustaría ahora mismo seria convertirme en un buen retratista, pienso que lo más difícil y a la vez más bello es retratar personas. Captar su alma, su esencia, eso para mí sería lo más grande.

No tengo proyectos a corto plazo, salvo el de la expo con los pecados capitales y bueno ya en 2015, sobre Mayo o Junio el proyecto final del curso superior de fotografía artística (Escuela de Arte León Ortega) que a día de hoy no tengo aun ni idea de lo que haré.
La primera es la foto que me abrió la puerta a este mundo de forma definitiva. La segunda es especial porque fue la segunda o tercera foto que edité tras perder a un ser muy querido y aunque no tiene nada especial, para mi si lo tiene, por lo dicho antes. La tercera es una de mis fotos más recientes y aunque puede ser algo oscura en la edición, a mí me encanta, porque es justo el camino que me encantaría trazar, el retrato.

10559269_320060528158659_1143787852_n10543083_320060368158675_1536285697_n

10484515_320060031492042_2050729282_n

Nada más, fue un placer escribir estas líneas para vosotros.
Un abrazo, Matías.

 

Juana Martín

Para quien bien me conoce y desde hace años, me recordará sin lugar a dudas dibujando, haciendo manualidades, artesanía o con la cámara encima.  Siempre me he sentido cómoda en el mundo de la expresión plástica en todas sus facetas.

Realicé mis estudios de Graduada Técnica en Artes Aplicadas y Oficios Artísticos en la Especialidad de Fotografía, en la Escuela de Artes León Ortega de Huelva  entre los años 1991-96, cuando existían 5 cursos y reválida. Durante estos años realizaba sesiones fotográficas con mis compañeras de Bachillerato, (estudios que compaginaba con los de la Escuela de Arte) y ya desde entonces, sabía que el retrato era el género donde me encontraba más cómoda. Después continué mi formación en el campo plástico-visual realizando el Curso de Experto Universitario “La Enseñanza de las Artes Plásticas y Visuales en la Educación” en la Universidad de Huelva.  Desde entonces no he dejado de llevar mi cámara encima y realizar fotografías. Durante muchos años, la fotografía aplicada ha sido el contacto con esta disciplina. Recientemente, me inicié con el mundo digital y comencé a formarse realizando algunos cursos y/o talleres con diferentes entidades y de la mano de diferentes profesionales del mundo de la fotografía. Lo último a nivel académico, ha sido el Curso el “Experto en Fotografía y Comunicación Gráfica” en la UNIA.

Más de 20 años en contacto con la fotografía no me han sido suficientes para aprender todo los entresijos que ofrece esta disciplina. Intento aprender siempre más, viendo muchas imágenes, leyendo artículos o libros, visionando documentales relacionados y asistiendo a talleres, tertulias y cursos, de esta manera siempre en la mochila me traigo algún conocimiento que no controlaba.

Mi primera cámara fue una Cosina, luego tuve una Yashica MG-1, durante algún tiempo utilicé una Lubitel 166B. Más tarde tuve una Nikon FM10, F50 y F60. Además tenía ampliadora y laboratorio en casa, cosa que me permitió continuar investigando aquello que en la Escuela no aprendí. Llegada la era digital me regalaron un Nikon D90, y por necesidades del directo me compré la D7100, que es la que utilizo en la actualidad. Habitualmente utilizo luz natural, y en contadas ocasiones flash con luz rebotada, nunca directa. Normalmente he utilizado objetivos zoom, pero básicamente por falta de economía para invertir en lentes fijas, intentando sacarles el mayor partido posible.

No he sido fan de ningún fotógrafo/a, he visto a muchos y tengo que reconocer que los trabajos de unos y otros son impresionantes y sus trayectorias profesionales  y proyectos son muy dignos de admiración y sana envidia. Soy de la opinión que la comparación en el arte en general, nos lleva a no disfrutar enteramente de lo que tenemos ante nuestros ojos en un momento determinado, empobreciendo y mermando nuestro gusto. Sería agotador hacer una lista de fotógrafos y fotógrafas que me gustan cada uno en su tema.

He realizado en estos años algunas exposiciones fotográficas, tanto individuales como colectivas. En la actualidad llevo varios proyectos fotográficos para delante, que irán saliendo a la luz en su momento, y seguro tardaré más de un año, máxime cuando tendré que apartarme durante un tiempo de esta gran  pasión para atender a otro proyecto de investigación que tengo entre manos hace años. De todos modos, tiempo al tiempo.

En cuanto al género, como ya he comentado me apasiona el retrato, pero en los últimos años he estado trabajando el autorretrato; también me gusta la fotografía arquitectónica y los detalles, entretenerme en las cosas pequeñas del gran paisaje.

 Os dejo unas fotos

Autorretrato nov 1

Autorretrato dic`2014

Proyecto Portrait 101

Pantallazo Proyecto 101 Portraits

El Rompido julio 5

Detalle Chumbera en flor

Pues de momento hasta aquí ha dado de sí esta entrada. Esperamos que haya sido de vuestro agrado. Feliz Año!!



Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Conoce cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Arriba ↑