Entrevistas no image

Publicado el julio 6th, 2013 | por Juana Martin

CRISTINA OTERO: la fuerza y la creatividad del autorretrato

No hace mucho descubrí en las redes sociales a Cristina Otero. Esta joven pontevedresa lleva tan sólo 4 años en los entresijos de la fotografía y es ya una de las más admiradas fotógrafas del panorama actual. A sus 17 años es conocida por sus tremendos autorretratos,  imágenes que poseen gran fuerza expresiva y están muy bien aderezadas con una creatividad desbordante.

Un programa americano de televisión (American´s Next Top Model) fue el que activó su entusiasmo por el estilismo y por el mundo de la fotografía. Ella es, en el mayor número de los casos su propia modelo, y se convierte antes de cada sesión en maquilladora, peluquera, localizadora de espacios, y cómo no en una magnífica fotógrafa y editora. Le gusta trabajar con luz natural y veces utiliza bocetos previos al trabajo. Aunque ha trabajado con Canon, habitualmente utiliza una Pentax K5 y un objetivo 55mm- f 1.4. Sus referentes son Steven Klein, Zhang Jingna y Sally Mann.

Recientemente ha finalizado sus exámenes de selectividad, y ha compaginado los estudios con el trabajo propio de un fotógrafo consagrado (exposiciones, entrevistas, publicaciones…). Sus trabajos pueden verse además de en Internet (Flickr, Facebook, Blog, Youtube y deviantArt), en portadas de prestigiosas revistas de publicidad o fotografía (como Mirror Magazine Printed ó Arte Fotográfico) y en galerías y salas expositivas de gran prestigio nacional.

He tenido el placer de realizarle una entrevista para nuestra web, con el objeto de daros a conocer a esta artistaza. Como comprenderéis para mí ha sido todo un lujo poder contar de primera mano sus opiniones y reflexiones. Aquí os dejo el resultado:

  • Juana: No sé si siempre, pero creo que debe haber un porqué cuando elegimos un área de trabajo y no otro, y tú parece que lo tienes muy claro, ¿qué encuentras en el autorretrato que no hallas en otras temáticas fotográficas?
trauma.

TRAUMA, de Cristina Otero

Cristina: En un principio empecé a autorretratarme por necesidad. Quería fotografiar retratos de chicas y decidí usar mi cara, ¡que para eso la tengo! Después me fui dando cuenta que el autorretrato es como terapia, una terapia creativa y personal, donde descubrí pensamientos e ideas que inconscientemente me aterraban. Fotografiaba fantasmas, demonios que me perseguían, congelándolos en una imagen tras un clic de la cámara. Así es como empecé, una típica adolescente de trece años con sus problemas, algunos propios y otros tal vez provocados por los que le rodeaban, que sentía un amor incondicional hacia el arte y descubrió su pasión a través de la fotografía.

Sinceramente, creo que la fotografía, al permitirme evadirme de esos problemas, me ha salvado la vida más de una vez.

  • Juana: Tu trabajo es un proceso creativo muy personal, si hoy te faltara la fotografía ¿cómo te expresarías?

Cristina: Todos nos expresamos de una forma u otra, ya sea coleccionando sellos, fotografiando o haciendo mecanos. Los hobbies, las pasiones sirven para olvidarse del día a día, para centrarnos en lo que nos gusta, en lo que disfrutamos. Antes de fotografiar yo dibujaba, y aunque sigo haciéndolo, el dibujo sería mi forma de expresarme.

  • Juana: Podemos ver en tu canal de Youtube una serie de videos donde explicas cómo trabajas -por cierto aprovecho para darte las gracias por ello, ya que son muy divertidos e ilustrativos-, pero yendo un poco más allá ¿Cómo creas, cómo trabajas la inspiración, cómo organizas esa idea mental que luego conviertes en un poderoso mensaje visual?
genie.

GENIE, de Cristina Otero

Cristina: ¡Gracias a ti! El proceso es bien sencillo. Lo principal es siempre, y cuando digo siempre es siempre, llevar algo con lo que apuntar las ideas. La inspiración puede ser molesta a veces, y tan efímera que más vale estar preparado para cuando aparezca. Ideas del día a día, pensamiento, locuras que pasan por mi cabeza que decido transformar en arte. A veces las escribo, a veces las dibujo. Lo peor que me puede pasar es olvidarme de la idea, ¡me mata por dentro!

Después, a la hora de querer crearla, es conseguir los materiales, para tener todo listo. Si necesito ‘x’ cosa que no tengo en mi casa, pues ir a por ella. Si es al aire libre, preparar minuciosamente el setting, ya sea excavando en la tierra o decorando el lugar. A veces las ideas me vienen a mitad del proyecto, y se las comento a mi familia para que me den su opinión al respecto.

Alguna vez he tardado 5 minutos en prepararlo todo, otras veces días. Para mí esa es la parte más creativa (y más dura) de la fotografía. ¡Me lo paso bastante bien!

  • Juana: Por lo que he podido leer sobre ti, compruebo que ya has circulado por gran parte del territorio español, bien participando en Congresos, Exposiciones… ¿Cómo llevas esta otra faceta del trabajo fotográfico?

Cristina: Es complicada, puesto que empecé con los estudios, nada más ni nada menos que en primero de bachillerato, con lo cual compaginar ambas cosas ha sido en varias ocasiones frustrante. El tener exámenes un mismo día que una exposición, trabajos sin hacer por la misma razón y el estudio hacían que muchas veces se me quitaran las ganas. Pero bueno, siempre acababa pasándomelo en grande, conociendo a gente maravillosa y guardando buenos recuerdos.

  • Juana: De los lugares en los cuales has expuesto, cuál crees que ha sido el que ha tenido más proyección para tu carrera como fotógrafa o en cuál de ellos te has sentido orgullosa de ver tu trabajo?

Cristina: Me enorgullezco de todos los sitios en los que he expuesto. Todos han sido una gran oportunidad y una bonita experiencia. Los lugares los diferencio tan solo por las anécdotas, cada uno tuvo su toque especial. Recuerdo que cuando fui a Carlet (Valencia) dije que me encantaban los persimones (una fruta que nació en esta ciudad valenciana), ¡y me regalaron dos cajas llenas de éstos! También disfruté mucho en el Fnac de Madrid y de Barcelona, pues fueron muchos familiares míos y eso me hizo mucha ilusión.

  • Juana: Tus autorretratos configuran un proceso creativo muy personal, y como has dicho en algunas ocasiones un modo de exteriorizar tus estados de ánimos, sentimientos… si hoy te faltara la fotografía ¿qué crees que pasaría?

Cristina: No lo sé. Como ya dije antes, la fotografía me ha ayudado mucho desde que era pequeña. Me gusta pensar que habría seguido dibujando o escribiendo, o que habría encontrado otra forma de distraerme y olvidarme de la realidad. Prefiero no pensar en ello.

  • Juana: En la actualidad hay muchos fotógrafos que se niegan a retocar sus imágenes y no comparten que otros lo hagamos ¿Qué opinas sobre el uso de programas informáticos de retoque?

Cristina: Creo que está claro que estoy a favor del retoque. En realidad estoy a favor de hacer lo que a uno le plazca. Si no te gusta la manipulación digital, no lo hagas, pero no le eches a otro en cara lo que hace y lo que deja de hacer. Yo siempre respondo lo mismo a este tema; el retoque fotográfico existe desde los comienzos de la fotografía, y quien lo niegue es que no conoce la historia de ésta. Por ello no sé cuál es el problema de retocar, si siempre se ha hecho. Es como si un escritor de ficción tuviera que pedir perdón porque su historia no fuera real.

  • Juana: Por lo que muestras en Internet, tu familia está muy implicada en tus trabajos, son tus colaboradores, tu primer público, tus fieles críticos ¿qué les dirías?
kill them.

KILL THEM, de Cristina Otero

Cristina: ¡Que son los mejor del mundo! No veas lo que tienen que soportar… muchas veces me pongo nerviosa porque no me sale a la primera, y me enfado, pero ellos siempre me alientan a intentarlo una vez más.

Mi madre me consigue la fruta que le pido, los animales, las flores, me acompaña al bosque a por ramas, a por piedras, a la tienda a por plumas, alas, maquillaje, lentillas… sin ella estaría perdida. Mi hermana Noemi me acompaña para preparar el setting mientras poso, aparte de que me lleva en coche a los lugares si es necesario. Mi padre me ayuda a formar y perfeccionar los conceptos, aconsejándome. Cuando necesito a alguien fuerte o a un modelo masculino, ¡ahí tengo a mi hermano Luis!

No sé qué haría sin ellos, de veras, aunque no lean esto desde aquí les digo que les quiero y que gracias por todo.

  • Juana: En este mundo existen magníficos fotógrafos autodidactas y otros magníficos más estudios de esta materia ¿en qué lado está? ¿Cómo te has formado en fotografía?

Cristina: Yo he aprendido por mi cuenta, todo lo que sé ha sido a base de usar la cámara e ir probando. Uno lo que necesita en estos casos es tan solo curiosidad y muchas ganas, ¡nada más! Jamás me eché para atrás si no me salía como quería. Disfrutaba con el éxito y el fracaso, una fuente de diversión, otra forma de arte. Para mí es como otra forma de pintar la realidad.

  • Juana: Una chica joven como tú, ¿cómo llevas esto del éxito?

Cristina: No me ha afectado mucho la verdad. Tengo unos padres estupendos que desde siempre me han mantenido con los pies en el suelo, que me saque una carrera, que estudie, y luego, que haga lo que quiera, pues en cualquier momento las cosas se pueden torcer. Se lo agradezco un montón.

Lo más raro es cuando gente que ni conoces se te acerca para decirte que le encanta tu trabajo, me cuesta reaccionar. A veces me reconocen por la calle y es algo incómodo, pues se me quedan mirando y no soy alguien que le guste llamar la atención.

El tener que llevar varias cuentas en diferentes redes sociales es un duro trabajo que me quita bastante tiempo, el llevarlo a cabo diariamente. Aparte de esto sigue siendo una chica normal de mi edad, que sale con sus amigos, estudia y le gusta fotografiar.

  • Juana: Y aunque sea un tópico, para finalizar, ¿qué proyectos fotográficos tienes próximamente?
the sinner.

THE SINNER, de Cristina Otero

Cristina: Ahora que estoy de vuelta en Madrid, espero empezar a trabajar en la parte comercial de la fotografía; la moda. Es un mundo que me interesa bastante y me gustaría probarlo. Comenzaré a buscar modelos, aunque seguiré con los autorretratos y mis series actuales. No sé cuánto podré hacer, puesto que empezaré la universidad dentro de unos meses. ¡Espero que no me quite mucho tiempo!

(…)

 

Como habréis deducido Cristina es una fuente de creatividad, vitalidad y madurez, a la que su juventud no le impide tener clara muchas cosas en cuanto a su mundo interior y a su proyección profesional.

Desde aquí darte las gracias de nuevo por tu tiempo y tus aportaciones. Sigue trabajando y ofreciéndonos tus imágenes, las esperamos como “agua de mayo”. Besos grandes desde este grupo de apasionados por la fotografía!!

Podéis ver más de Cristina Otero en:



2 Responses to CRISTINA OTERO: la fuerza y la creatividad del autorretrato

  1. Isaac G.G. says:

    Fenomenal trabajo, felicidades Juana por la entrevista.

  2. Carolinalm says:

    me ha gustado mucho esta chica y su trabajo, felicidades Juana¡¡

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Arriba ↑